martes, 29 de julio de 2014

** CUMPLIENDO... Y AGRADECIDA :-)




Buf.
Mañana es mi cumple (¡otra vez!); y como preveo un día bastante liado, quiero postear hoy, para no parecer pelín dejada. Aunque en breve darán las doce, así que casi voy on time :-)



Cumplo 42. Reconozco que me cuesta decirlo en voz alta y no veáis si me cuesta escribirlo; años (muchos) llenos de vida y vida llena de vicisitudes agridulces. Pero también es cierto que las aguas van volviendo a su cauce -al menos de momento- y siento que estoy en un buen momento. La felicidad se construye así, a momentos, así que puedo decir que soy feliz. Y mucho. Atrás quedaron tiempos de lágrimas y de pena, tiempos de pérdidas, tiempos dolientes. Todo puede mejorar, sin duda, pero dejar de sentirme náufraga sin isla ya es todo un avance. Me siento en paz. Así que los cuarentayunpar no suenan tan mal.


Me voy a regalar unos días de sol; frugales, austeros, sencillos. Pero como muy míos y muy para mi piel, como en el saloncito ;-) Porque la piel habla y pide y sueña y ansía. Y nos merecemos ternura infinita, porque hay caricias que pueden hacernos estremecer durante mucho mucho tiempo...

Os espero con todo mi cariño, con mis treintaydoce, con toda la magia que recojo de vosotros y que a vosotros vuelve cada vez que os ponéis en mis manos. Gracias por regalarme el amor por mi trabajo. De corazón.



domingo, 27 de julio de 2014

** LLEGADOS A ESTE PUNTO...

...y aún cuando el amor no es tan racional -porque al final nos enamoramos sin saber por qué-, estas pautas son muy sensatas y dignas de tener en cuenta. La felicidad viene de la mano de la coherencia y de la cordura emocional. Let's go. 



(atended dos minutos la letra...yo la regalaría -por watsapp, en una cartita, en una dedicatoria en la radio...- en plan sugerencia ;-))

Texto: Clarissa Pinkola Estés.

1- Elige a alguien como si fueras ciego. Cierra los ojos y observa qué puedes sentir de esa persona, de su gentileza, su lealtad, su comprensión, su devoción, su habilidad para ocuparse de ti, su habilidad para cuidar de sí mismo como un ser independiente. En nuestra cultura nos basamos mucho en lo que vemos con nuestros ojos externos. Pero cuando miramos al objeto de nuestro amor, es mucho más importante lo que vemos con los ojos cerrados.




2- Elige a alguien que tenga la habilidad de aprender. Si hay algo que verdaderamente hace diferencia entre un amante para toda la vida y uno fugaz, es una persona que tenga la habilidad de aprender. Dice el refrán: “el ignorante es poco tolerante”. Aquellos que no pueden aprender cosas nuevas, ver las cosas a la luz de lo nuevo, ser curiosos acerca del mundo y de cómo funcionan las cosas o las personas, a menudo se cierran y dicen.: “-No, esto tiene que ser así, de este modo” y para una relación de toda la vida es mejor estar con alguien que se abra y se cierre aprendiendo y evolucionando.


3- Elige a alguien que quiera ser como tú, fuerte y sensible a la vez. Para no confundir el significado de estas palabras, no relacionarlas con la rigidez y la fragilidad. La fuerza en el sentido en que es fuerte un árbol: pueden soplar fuertes vientos pero se sostendrá porque es flexible y se moverá para adelante y para atrás con el viento. Y en cuando a la sensibilidad, se trata de ver, de estar alerta a las cosas que están alrededor de uno. Algunas personas pueden necesitar una pequeña ayuda en esto, pero a menudo en algún en algún lugar profundo en su mente, o en su corazón, ya están despiertos y alerta a todas estas cosas, si bien no saben cómo articularlas. Y es por eso que el número 2 es tan importante: la habilidad para aprender. Puedes tener todas las posibilidades, todas las potencialidades del mundo para ser amable, amoroso, devoto, bueno y el mejor amante conocido del género humano pero si no puedes aprender a desarrollar ese potencial. ¡Entonces no sirve de nada!



4- Elige a alguien que cuando lo hieras, sienta dolor y te lo muestre. Y viceversa. Elige a alguien que cuando te hiera, vea tu dolor y lo registre. Esto es muy importante. Hay muchos modos en que la gente muestra el dolor.


Por otro lado, te vas a encontrar con otro que no está intacto, que también está herido de algún modo. Como resultado de esto es que la habilidad de tu compañero de mostrar su dolor es tan importante como su habilidad para percibir tu dolor. ¡Es muy importante! Porque por la naturaleza de las relaciones hay momentos de tensión en que presionamos o hicimos algo que lastimó al otro y esto no puede ser evitado completamente, pero no debe ser la misma herida una y otra vez. La gente tiene que aprender cada vez. Puede que alguien haya acumulado enojo y sufrimiento, heridas de los amantes anteriores, y haya adquirido así la habilidad de herir al nuevo amante y hasta ser desbordado por el deseo de herirlo. Entonces debe ser capaz de parar, de detenerse cuando ve el dolor en la otra persona.



5- Elige a una persona que tenga una vida interior. Trabajando, dibujando, escribiendo, a través de la meditación, la religión, algo que ame. Elige a una persona que esté en movimiento y te vea como a un compañero de camino, un compañero de viaje. La habilidad para estar completamente con el otro y al mismo tiempo enteramente separado es muy importante. Las relaciones son cíclicas y hay momentos para estar muy cerca el uno del otro y otros momentos para apartarse.



6- Elige a alguien que tenga pasiones similares a las tuyas en la vida. Una relación construye una memoria. Estas memorias, lo compartido, son el “pegamento”, lo que une la relación. Por el placer que es recordar buenos tiempos juntos, pero también los tiempos duros. Si no hay nada que verdaderamente se disfrute juntos, es muy difícil pasar estos tiempos con el otro. Aun cuando cada uno pueda ser muy distinto del otro y hacer cosas muy diferentes, tiene que haber algo, algo tan simple como descansar juntos en la bañera o secarse juntos el pelo al sol, o dar vuelta a la manzana cada noche, o cualquier cosa de estas muy simple. sé que estarás pensando, cepillarse juntos los dientes a la mañana? Si, poco más que esto.



7- Elige a alguien que tenga valores similares. En cuanto a tener hijos, al nacimiento de los niños, la familia, roles de hombres y mujeres y las ideas acerca del dinero y la religión. Tal vez todas estas cosas juntas son el ideal y no las puedas encontrar todas sobre todo al principio de la relación, pero puedes tener esto en cuenta. Elegir a alguien que tenga valores similares tiene que ver con disminuir las fricciones en la relación y estas cosas deben sintonizarse si hay verdadero compromiso. Esta sintonía debe darse también en un nivel pragmático y cuando se da en estos niveles prácticos en más fácil que pueda darse en otros niveles más sutiles.




8- Elige a alguien compasivo, a alguien que sea capaz de escuchar, a alguien que te dé tiempo. Particularmente si eres una persona impulsiva, al tener un compañero que no sea tan impulsivo como tú, eventualmente hallarás cierta lentitud que será buena para ti. También alguien que sea un poco lento, al estar con un compañero que sea bien distinto se acelerará un poco. Y podrán después de un tiempo hallar un ritmo propio de la relación. A veces las personas tienen que estar ocho o nueve años hasta tener este ritmo completamente desarrollado. Lleva tiempo construir un milagro; no un milagro porque estén juntos sino por la fuerza que hay en el centro de una relación por la profunda guía del amor.























9- Elige a alguien que se pueda reír de sí mismo. Poder hacer un chiste y reír de la situación y de sí mismo es muy importante. Pero supongamos que no tienes un compañero muy chistoso, elige a alguien que pueda parar una discusión y aprender a reírse de la situación (vuelve al punto 2, alguien que tenga habilidad para aprender)




10- Elige a alguien a quien puedas tolerarle sus defectos pero nunca a quien tenga actitudes nocivas y destructivas. Una persona que no dice la verdad, una persona que no te puede mirar a la cara, una persona por la que no podrías dar fe, una persona que puede hacer cualquier cosa por tapar sus errores. Todo eso sería construir una relación en un terreno inseguro.



11- Elije a quien sepa ser amigo, amante, compañero, novio. A quien haga tu vida más grande y no más pequeña.



...no te marches jamás...

viernes, 18 de julio de 2014

** El ABC de la ACB ;-)




¡Egunon, leones y leonas!
Este verano que no acaba de llegar me tiene un poco desconcertada, pero no perdamos la esperanza de que Agosto sea benévolo con las lluvias y nos regale días de auténtico color estival. Dicho lo cual, quien ande por tierras extranjeras (o del sur, como dice Karra Elejalde ;-DD), ¡enhorabuena! Disfrutad cada segundo y renovad las energías, guardando un poco para lo venidero, como la hormiguita de la fábula ;-) Que el invierno en Bilbo es duro...



Hoy viernes, ¡bendito viernes!, leo con asombro y pena que el Bilbao Basket no ha podido hacer frente a la deuda que arrastra desde la temporada pasada y que es más que probable que este año no pueda disputar la liga ACB. Sin olvidar que hay problemas sociales mucho más acuciantes y extremos -la pobreza en la que viven muchas familias vascas, por ejemplo-, considero que en términos de deporte profesional, hablar de 300.000 euros es una cifra irrisoria. Máxime cuando cualquier futbolista de chichinabo cobra esa misma cifra multiplicada por muchos miles de euros.



Miribilla no se merece quedar desierta; la marea negra, como han denominado en múltiples ocasiones a los aficionados bilbaínos, no se merecen el abandono de las instituciones, no merecen quedar huérfanos de basket. Me sigue sorprendiendo e indignando el maltrato al que se somete a cualquier deporte que no sea el fútbol. No es justo. Ni socialmente sano. Ojalá haya una opción -una mano tendida in extremis- que no deje a Bilbo sin su otro deporte rey. Veremos.
De mientras, las puertas del saloncito están abiertas para vuestros susurros....