martes, 21 de octubre de 2014

** LA PASIÓN DE LA VIDA




Sigo pensando qué voy a ser de mayor. Ya, igual ando un poco tarde... o quizá un poco pronto ;-D. Pero pasan los años y sigo casi en el mismo sitio de hace unos cuántos. Bueno, en el mismo exactamente no, quiero creer que soy un poco más sabia. Y que aunque la vida me sigue apasionando, puedo sujetar a dos manos los dolorcitos que quieren instalarse en el alma. Bien es cierto que siempre hay alguna sorpresa, pero esas vicisitudes son las que hacen del camino una aventura maravillosa. Capear el temporal ya es cosa de la actitud, resguardándonos bajo un árbol o cantando bajo la lluvia. Lo que más felices nos haga.




Creo que ya he gritado alguna que otra vez mi absoluta admiración por los triatletas; pero no menos admiración me genera la gente que hace del running su estilo de vida. Este fin de semana Bilbo vivió una sensacional maratón nocturna -he leído por ahí que hubo 10.000 participantes, ¡ahí es nada!-, en tres kilometrajes: 42 km, 21 km y 7 km y los ganadores fueron Sulema Abrar (2:21:44), Manuel Guerreiro (1:08:53) y Gotzon Solaegi (0:23:54) respectivamente. Y amplío mi admiración por las mujeres que se lanzan a esa gesta, porque creo que hay que tener mucha fortaleza mental para acabar el recorrido. Chapeau por tod@s.

Os dejo algunas fotitos.
Y mientras yo sigo buscando esa pasión infinita para convertirla en leit motiv, os espero en el saloncito, que es el refugio donde la magia cobra vida.
Mil besos, mis chicos.
Paz y bien.







domingo, 12 de octubre de 2014

**RISA, SONRISA Y BUEN HUMOR :-)



Cuanto más mayor me hago -¡socorro!-, más valor  le doy a cosas pequeñitas que a menudo nos pasan desapercibidas en el día a día, que por sencillas y por habituales, quedan relegadas a un injusto segundo plano. Parece que la felicidad solo puede venir acompañada de una ruidosa explosión y de fuegos artificiales. Pero no. Hay cosas en el día a día bañadas de absoluta ternura. Una de estas cosas que yo valoro es el buen humor, en su más amplio sentido. Resulta maravilloso pasar tiempo con gente que nos haga reír y nos regale esos momentos de efecto sanador y rejuvenecedor; y en el caso de los hombres, a ojos femeninos, el humor resulta un arma tremendamente seductora, sin duda alguna. Eso y que manifieste abiertamente su inteligencia sin resultar pedante ni aburrido, claro; pero ese ya es otro tema...  ;-)



(esto es un autoregalo para sonreir... ;-DDD)

-----------------

La risa tiene múltiples beneficios en nuestro organismo...
  • Reirse ayuda a curar la depresión, el estrés y la angustia.
  • Nos ayuda a sentirnos mejor, más confortables.
  • Limpia y ventila los pulmones.
  • Mejora la oxigenación el cerebro y del cuerpo en general.
  • Regulariza el pulso cardíaco.


  • Ayuda a trabajar al aparato digestivo y regula el intestino.
  • Relaja los músculos tensos.
  • Disminuye la producción de hormonas que causan el estrés.
  • Disminuye la presión arterial de la sangre.
  • Ayuda a quemar calorías: cuando nos reímos movemos unos 400 músculos de nuestro cuerpo. Algunos investigadores creen que reír 100 veces es equivalente a hacer 10 minutos de ejercicio aeróbico o hacer 15 minutos de bicicleta.


  • Al reír se segregan endorfinas, unas drogas naturales que provocan euforia y efectos tranquilizantes y analgésicos.
  • Se fortalecen los lazos afectivos.
  • Se genera una mayor respuesta del sistema inmunológico ante la enfermedad.
  •  La risa restablece el equilibrio entre el sistema simpático y parasimpático, e inclina la balanza hacia el sistema parasimpático el encargado de mantener un estado corporal de descanso o relajación.
  • Sirve para descargar tensiones, potencia la creatividad y la imaginación.


  • Incrementa la autoestima y la confianza en uno mismo.
  • Es una fórmula eficaz para eliminar pensamientos y emociones negativos.
  • Alivia el insomnio al producir una sana fatiga que el sueño repara con facilidad.
  • Aumenta la memoria, el pensamiento creativo y la resolución de problemas. En presencia de emociones positivas es más fácil acceder a un pensamiento creativo e imaginativo y generar respuestas que permitan ver un problema objetivamente y afrontarlo con creatividad. La producción de catecolaminas implicadas en el acto de reír, promueve funciones mentales como el aumento de la respuesta interpersonal, la alerta, la creatividad y la memoria. 
  • Aumenta la amigabilidad, la colaboración, la solidaridad, y la cohesividad. La risa es una señal de comunicación que induce a los demás emociones positivas y a su vez hace reír. Cuando estamos de buen humor: tenemos tendencia a acercarnos a los demás, aumenta la probabilidad de ayudar a otros y expresamos mayor agrado tanto por nosotros mismos como por los otros. Es más fácil mostrar comportamientos generosos, abiertos, espontáneos, asertivos y flexibles. La risa nos hace actuar de manera más cooperativa.





La risa es gratis, que no gratuita. Deberíamos obligarnos a reír desde el alma, al menos una vez al día. Seguramente el mundo sería un lugar mucho mejor...
Os espero, mis chicos.
Para la ternura llena de calor.
Para la sonrisa del corazón.
Paz y bien :-)




jueves, 9 de octubre de 2014

** EMPEZAR BIEN EL DÍA :-)




Entre GH15 -ese programa que todo el mundo dice no ver pero del que todo el mundo sabe-, tarjetas negras y todo el circo mediático alrededor del ébola -cortina de humo donde las haya... ya veréis, ya-, la vida sigue; y sigue, porque baches en el camino nos encontraremos muchos pero dependiendo de la actitud que adoptemos, los salvaremos o nos impedirán avanzar. La clave está en nuestra mano y debe primar el optimismo y las ganas de salir adelante. Siempre.

Hoy os dejo unos consejos para empezar bien el día...

6 consejos para empezar bien el día

Hay momentos en la vida en los que todo pareciera fluir, en los que sentimos que la vida nos sonríe y es fácil dejarse llevar por los momentos y las situaciones. No nos planteamos qué es lo que nos está ocurriendo, porque estamos conformes con nuestra vida, nos sentimos a gusto con nosotros mismos. En esos momentos, nos resulta fácil salir de la cama a la mañana y encarar el día.

Por el contrario, la vida a veces nos presenta momentos malos… Épocas más oscuras en las que todo nos representa un esfuerzo extra y hasta nos puede llegar a costar realizar la más mínima acción. Éstos momentos pueden estar provocados por la partida de un ser querido, la pérdida de un amor, un malestar laboral, presiones económicas o problemas familiares




 
No importa el motivo, ni la gravedad de lo que esté ocurriéndonos. Nadie tiene la capacidad de juzgar qué tan serio es un problema para nosotros, hay momentos en las pequeñas vueltas de la vida nos golpean más, y hay que saber respetarlos. Pero sí es importante cómo uno mismo encara su propio malestar. Y la mejor forma de enfrentarlo, es saliendo de la cama y empezando bien el día.


-Toma un rico desayuno: Que el desayuno es la comida más importante del día, ya nadie lo duda. Pero además, si nos preparamos algo rico, el desayuno puede ser un gran motivador para salir de la cama contentos.
-Lee un libro y deja las noticias para después: La gente por lo general empieza el día leyendo el diario, que muchas veces provoca estrés. En cambio, los libros suelen estimular el cerebro y ser buenos para el alma.


-Medita: Siéntate sobre un almohadón, con las piernas cruzadas y las manos apoyadas sobre las rodillas, tratando de mantener la columna derecha, y pon la mente en blanco. Si esto te resulta difícil, concentrare en tu respiración, en las pequeñas vibraciones que hace tu nariz al tomar y soltar el aire. No se necesita mucho tiempo, con diez minutos diarios ya notarás cambios.


-Haz ejercicio: Está comprobado que es mejor dormir un rato menos, y salir a caminar, correr o hacer gimnasia en tu casa. El ejercicio físico hace que nuestro cuerpo produzca endorfinas, unos neurotransmisores que estimulan los centros de placer del cerebro. Además, hacer ejercicio relaja nuestros músculos y nuestra mente, y hace que durmamos mejor y más profundo.


-Vístete bien: Si bien lo importante está dentro de nosotros, nuestro exterior es un reflejo de él. No nos sentiremos igual si estamos mal vestidos y desaliñados, que si nos sentimos seguros de nuestra apariencia.
-Confía: En tus capacidades para resolver los problemas que se te vayan presentando durante el día. Mírate al espejo, sonríete a ti mismo, niega tus miedos y reafirma tus capacidades. Poco a poco irás sintiéndote más seguro y tomando control de tus cosas.
 




La mayoría de la gente arranca su día sin tomar conciencia plena de su cuerpo y su mente, crea hábitos que hacen que vaya por la vida casi en piloto automático. Por eso es tan importante tomarse unos momentos antes de empezar el trajín diario para concentrarnos en nosotros y en nuestros pensamientos.
 

No debemos olvidarnos nunca de que nosotros elegimos nuestros pensamientos, y ellos después marcarán nuestra conducta. Y cada elección que hacemos determina cómo nos sentimos física, mental y emocionalmente.


(...)

Una vez más, mil gracias a quien cuida con pequeños detalles mis días. Agradecida de corazón :-)


Os espero en el saloncito con los brazos abiertos.
¡Sóis bienvenidos!
Paz y bien, mis chicos.